La inteligencia artificial ha aumentado el valor de las empresas tecnológicas casi en un 50% en un año.

  • Google y Apple anticipan aumentos una vez que se confirme la inclusión de ‘Gemini’ en los ‘iPhones’.
  • Nvidia ha visto aumentar su valor en un 239% en un año, aunque su entusiasmo se ha moderado en el primer trimestre.
  • Según el consenso del mercado, existe un potencial de mejora de dos dígitos.

 

Las empresas tecnológicas vinculadas estrechamente con la inteligencia artificial generativa han experimentado un aumento promedio del 48% en su valor en bolsa en los últimos 12 meses. Aunque su crecimiento se ha desacelerado desde principios de año, registrando un aumento medio de dos dígitos del 13,2%. Los analistas coinciden en que la IA se ha convertido en un factor clave de éxito para diversas industrias tecnológicas, incluyendo fabricantes de dispositivos, proveedores de servicios, empresas de software, servicios en la nube, centros de datos y poseedores de grandes conjuntos de datos exclusivos.

El caso de Nvidia, fabricante de chips para IA, es emblemático. Su valor en bolsa ha aumentado un 238% en los últimos doce meses y un 87% desde el 1 de enero. Una inversión de mil dólares en Nvidia en la primavera de 2015 habría reportado más de 577,000 dólares. La fiabilidad, rendimiento y variedad de precios de los chips específicos para IA de Nvidia han impulsado no solo el valor de la empresa en bolsa, sino también sus ingresos y beneficios. A pesar de esto, los analistas consideran que la empresa se acerca a su máximo, con un precio objetivo promedio de la acción de 970 dólares, en comparación con los 925 dólares actuales.

La adopción de la IA se perfila como una tendencia generalizada en las grandes empresas en los próximos años. Seis de las siete principales empresas tecnológicas, todas menos Apple (Microsoft, Alphabet, Amazon, Meta, Nvidia y Tesla), han aumentado su valor en bolsa en más del 45% desde finales de marzo. La estrecha relación de la nube de Amazon (AWS) con la IA ha impulsado el valor de la empresa, con un aumento del casi 82% durante el período mencionado y un aumento del 20% desde principios de 2024. Según los analistas de Facset, el potencial de crecimiento de Amazon se sitúa en el 16,5%.

 

 

 

Microsoft, gracias a su apuesta visionaria por la IA y la comercialización de Copilot, ha mantenido su posición como la empresa más valiosa del mundo, con un aumento del 52% en su cotización en los últimos doce meses y casi un 12% desde principios de año. Según un estudio interno de Microsoft, Copilot puede ahorrar a una empresa de cerca de 10,000 empleados más de 2.3 horas a la semana, lo que equivale a un retorno de la inversión del 285%. Un ejemplo de ello es Accenture, que logró ahorrar 400,000 horas al año gracias a la implementación de Copilot en la plataforma Microsoft 365.

 

La aparente falta de interés de Apple en integrar la Inteligencia Artificial Generativa en sus dispositivos ha tenido un impacto negativo en su valor en bolsa. En los últimos doce meses, las acciones de Apple han aumentado solo un 9%, cinco veces menos que otras grandes empresas tecnológicas. Desde el 1 de enero hasta la fecha, las acciones de Apple han disminuido un 11%.

Por otro lado, Alphabet ha experimentado un aumento del 45% en sus acciones en los últimos doce meses debido al compromiso de la matriz de Google con la inteligencia artificial generativa de Gemini. Además, ha registrado repuntes del 7,64% en el primer trimestre del año, con un potencial de mejora de casi el 10%.

Tras las grandes tecnológicas, ahora llega el turno de decenas de multinacionales que pondrán en valor los casos de uso de la IA en sus negocios verticales. El procesamiento de imágenes en ultra alta definición, los asistentes especializados en habla natural, los diseños específicos para la industria de la automoción, la seguridad, sanidad o el entretenimiento son algunos de los verticales que prometen prolongar la euforia bursátil de las empresas que vinculen su futura a la inteligencia artificial.

El negocio de la IA se presume tan sólido como el que más, debido a las ventajas que la tecnología aporta al tejido empresarial: mejora de la eficiencia operativa, ahorro de costes, bienestar en el puesto de trabajo y mayor la agilidad y seguridad en los procesos. Según datos de la consultora IDC, el 62% de las grandes empresas y organizaciones públicas en Europa ya utiliza la IA generativa y una de cada cuatro empresas planean hacerlo en los próximos meses.

Deja un comentario

Esta página web utiliza Cookies    Más información
Privacidad